Ethereum y el universo de los contratos inteligentes

Desde que Bitcoin naciera, muchas criptomonedas han surgido en el universo de blockchain.

Los primeros años, mucho antes de que aparecieran los contratos inteligentes de la mano de Ethereum, muchas criptomonedas aparecieron para intentar llevarse una parte del pastel, con el objetivo de acaparar parte de la inversión en criptomonedas.

Antecedentes ethereum

Muchas de estas criptomonedas, lo único que hacían era coger el código fuente de Bitcoin, copiarlo, cambiar el número de monedas, hacer alguna pequeña modificación, y salir al mercado para que la gente se pusiera a minarla y a usarla, por lo que su aportación al mundillo era prácticamente nula.

Luego aparecieron otras criptodivisas que eran distintas a Bitcoin, y que por un tiempo llegaron a considerarse la plata del Blockchain, como por ejemplo Litecoin.

También nacieron algunas que, aunque simplemente fueron creadas por fans de algún personaje o muñeco, han llegado a hacerse su sitio en el mundo de Blockchain, como es el caso de Dogecoin.

Pero lo que consideramos el cambio brutal y que ha dado vida al universo Blockchain, son los contratos inteligentes, y eso es gracias a Ethereum, la criptomoneda que los llevó a la vida y que ha hecho que aparezcan cientos de proyectos que hacen uso de ella para poder implementar aplicaciones que resuelvan problemas reales y que ayuden a mejorar la humanidad. Muchos ven burbuja, pero la realidad es que este universo de aplicaciones que se están empezando a usar ha llevado a que Ethereum haga lo siguiente desde su creación:

Invertir en Ethereum criptomonedas

 

¿Y qué ocurre cuando algo triunfa? Pues es muy sencillo, que empiezan a surgir competidores para copiar la idea.

¿Qué es lo bueno de Blockchain y las criptomonedas?

No solo aparecen competidores que quieren copiar la estrategia, sino que estos competidores traen mejoras para hacer que los desarrolladores de aplicaciones que usan contratos inteligentes migren a sus plataformas.

En Consultora Bitcoin estamos continuamente estudiando que plataformas podrían sustituir a Ethereum en un futuro. Nuestra conclusión es muy clara, a dia de hoy, y con el mercado actual que posee Ethereum es casi imposible poder sustituir a Ethereum. Tendría que aparecer un competidor tan bueno y que diera cientos de mejoras para que las aplicaciones que hacen uso de los contratos inteligentes se plantearan dar el salto.

A día de hoy, nosotros pensamos que un gran competidor puede ser EOS, ya que soluciona los problemas de escalabilidad de Ethereum, tema para el que Ethereum ha puesto remedio con el Fork que hará el lunes 16 de Octubre.

Otros competidores que están surgiendo para Ethereum son Boscoin, NEO o ICON, y la última en surgir que es Cardano, desarrollada por el equipo de Ethereum Classic.

Además, otras plataformas como NEM y Waves, están empezando a dar el salto a las ICOS, cosa que ya ha hecho NEO con la ICO de Red Pulse, así que veremos cómo evoluciona el mundo de los contratos inteligentes.

Insistimos, desde Consultora Bitcoin, pensamos que es casi imposible desbancar a Ethereum por lo que vemos en esta criptomoneda un potencial muy grande y pensamos que este mundo prácticamente acaba de empezar.

smart-contract

¿Nos encontramos ante una burbuja?

Insistimos con esto, la capitalización de Ethereum y todas las aplicaciones que usan su plataforma de contratos inteligentes es irrisoria y pensamos que el salto que pueden llegar a dar es inmenso comparado con su valor en el mercado actual.

Esto acaba de empezar, no ha hecho nada más que asomar la patita, nos encontramos ante la mayor oportunidad económica-financiera que ha surgido nunca desde hace decenas de años.

Ustedes verán, pero Blockchain y los contratos inteligentes han llegado para quedarse con nosotros y no irse.

De verdad…¿te lo vas a perder?

¡Apúntate al cambio!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *