Extremo pesimismo

 

Este mes nos gustaría hablaros de los tres pilares más importantes de este ecosistema sobre el que intentamos daros nuestro punto de vista cada mes: el mundo de los activos digitales es una tecnología, un sistema económico y además, toda una comunidad de emprendedores.

Es un mundo extraño donde economía, personas y tecnología se juntan y se aportan los unos a los otros. Quizá es lo que a veces hace que sea complicado, ya que requiere en ocasiones conocimientos avanzados de economía, de informática, de criptografía y de emprendimiento, lo cual es bastante complicado encontrar.

La parte económica es quizá la más emocional, y cuando estamos inmersos en un mercado bajista entonces llega el pesimismo, y con el todo tipo de sentimientos: angustia, desesperación, FUD (Fear, uncertainty and doubt) y toda esa cantidad de memes que ciertamente, en muchas ocasiones bastante originales, sin ellos no sabemos qué sería del ecosistema cripto.

Los últimos meses han sido bastante extraños para todos nosotros. Vivimos una increíble etapa alcista durante todo 2017, culminando con un momento de extrema euforia a finales del año pasado y principios de este. Y cómo no, fue tan sólo el precio lo que dominaba las conversaciones. Es más, es lo único que le importaba a la mayor parte de los agentes que iban apareciendo por el ecosistema.

Si llevas un tiempo estudiando este nuevo ecosistema, nada de esto es nuevo para ti, quizá sea el quinto o sexto periodo bajista a tus espaldas, tras un fortísimo recorrido al alza. Nosotros hemos vivido esto en varias ocasiones, y no solo con cripto, sino con diversos activos bastante volátiles.

A partir de noviembre del año pasado, algunos meses después de comenzar Consultora Bitcoin (julio de 2017), comenzaban a incrementar en nuestras vidas el número de curiosos que se acercaban a preguntarnos: ¿oye cómo ves esto de Bitcoin, no podría ser una burbuja?

Por supuesto que estamos en una burbuja, les contestaba, vivimos en una gran burbuja de todo tipo de activos, y Bitcoin es simplemente el activo en burbuja del que todo el mundo está hablando, y que todo el mundo da por hecho que está en una burbuja. Pero, ¿qué pasa con el resto de activos financieros? Nadie habla de la burbuja de préstamos para coches en la que estamos inmersos en Europa y Estados Unidos, la burbuja de renta variable y renta fija que han creado durante años los bancos centrales, la burbuja de vivienda en la que están inmersos multitud de países desarrollados, la burbuja en préstamos para estudios universitarios que encontramos en Estados Unidos, la burbuja de deuda en la que están inmersos la mayor parte de países desarrollados (superior al 100% del PIB)… En definitiva, la burbuja en todo tipo de activos financieros que ha conseguido que los inversores tengan menos liquidez en cartera que en los últimos 40 años:

 

Si, bitcoin es una burbuja, quizá la burbuja más obvia de todas, contestaba a finales del año pasado. Sin embargo, nadie sabe dónde hará techo y comenzará la corrección. A 2.500 dólares ya parecía una burbuja, y sin embargo el bitcoin continúa su curso y no hace techo hasta los 20.000 dólares.

Fue en diciembre de 2017 cuando por primera vez advertíamos a nuestros clientes de este comportamiento de extrema euforia, para que fueran cautos con las compras y sobre todo que deshicieran posiciones de parte de la cartera, si pensaban que las criptodivisas habían pasado a representar una parte excesiva de su patrimonio.

Cuando transmitíamos cautela, aun así encontrábamos un ecosistema de euforia y locura, donde el precio dominaba absolutamente todo. Por aquellos tiempos cualquiera que supiera algo de Bitcoin se convertía en un experto. Y eran tiempos donde decenas de personas se acercaban a nosotros para preguntarnos si sabíamos algo de Bitcoin. Cuando contestábamos que sí, entonces preguntaban: ¿debería entonces invertir en IOTA?

¿En serio?

Quizá lo más curioso es cuando todo el mundo nos ignoraba cuando el precio rondaba los 1.000 dólares. Intentábamos hablar de ello, pero parecíamos unos loquitos hablando de una especie de dinero digital que tenía más pinta de Monopoli que de algo con valor real.

Sin embargo, la mañana en la que el precio de bitcoin tocaba los 18.000 dólares era cuando más llamadas recibíamos preguntando: ¿es buen momento para invertir en bitcoin?

En ese momento, si quien preguntaba era un buen amigo/cliente, nuestra respuesta siempre fue clara: por favor ni se te ocurra tocar bitcoin a estos niveles, espera correcciones de al menos un 20%, que las habrá. No sabemos cuándo, pero veremos correcciones.

Si nos llamaba el amigo que nos hacía bullying en el colegio, entonces si le invitábamos a comprar todo el bitcoin que pudiera y más: compra todo lo que puedas capullo.

Es broma, no seríamos capaces de hacer eso, y como sabéis este documento no supone ningún tipo de recomendación… bla bla bla… en fin, no os voy a leer por enésima vez el disclaimer que encontraréis a pie de página.

Recapitulando, cuando el bitcoin cotizaba en 1.000 dólares pocos nos hacían caso y, sin embargo, a 19.000 dólares todos querían saber de nosotros. Pero esta historia continúa y lo más gracioso viene en los últimos meses.

Una mañana de este mes te llaman para preguntarte: ¿estás bien? He visto en el Expansión que el bitcoin se hunde, parece que se ha acabado y por fin esta historia se va para abajo, hasta los 2.000 dólares parece que lo veremos caer… ¿cómo lo ves?

Con esto no pretendemos reírnos de aquellos que han comprado con bitcoin por encima de los 10.000 dólares. Creemos que este tipo de activos es muy volátil y por ello es necesario tener un plan de acumulación estable en el tiempo, y sobre todo que no suponga capital que no podamos perder.

Sin embargo, nos resulta irónico como en momentos de euforia no hacemos más que recibir llamadas interesándose por la compra de estos activos, y en los últimos meses recibimos llamadas de pésame por haber perdido “todo en esta burbuja”, con cero interés de compra y con las primeras cancelaciones de suscripción a Consultora Bitcoin.

A toda esta vorágine pesimista que estamos recibiendo estas semanas, sólo tenemos una respuesta para vosotros: hace un año el precio de bitcoin rondaba los 2.000 dólares, y para suerte de los que están acumulando este activo, todo esto me recuerda a la bajada de bitcoin desde los 600 a los 200 dólares que experimenté cuando investigaba fuertemente esta tecnología en 2015.

Por lo tanto, desde el año pasado simplemente estamos en un ligero +300%. Por lo que a todos los que me preguntan qué tal me encuentro, quizá la mejor respuesta sería:

“Me dijiste que habías invertido en el IBEX, ¿eres tú el que se encuentra bien?”

 

Por tanto, en Consultora Bitcoin hemos tenido que estar muchos meses en torno al precio como centro de atención. Como sabéis, donde más lo notamos es en las preguntas, donde os lanzáis tan sólo cuando el sentimiento de euforia vuelve a recorrer vuestro cuerpo.

Y de repente el precio se hunde, los medios de comunicación vuelven a sus artículos pesimistas y a hablar del fin de bitcoin, de cómo la burbuja ha explotado y muchos se han quedado atrapados en el camino. Hace unos meses todo el mundo conocía un trader en bitcoin que se estaba haciendo de oro y sin embargo a día de hoy ya no quedan de esos. Y digo yo, ¿qué pasa con ellos, cuando de bitcoin también podemos tomar posiciones cortas?

Os digo lo que pasa: en un mercado alcista todos somos buenos traders. En un mercado bajista enséñame tu cartera y te diré cuánto dinero podrás gestionar por mí… Los buenos traders de repente se esfuman del mapa.

Con estas caídas se acabaron las llamadas y la gente vuelve a reírse de ti, pensando:

“ahí está el primo que ha caído en la estafa del dinero mágico este, pobre…”.

“Te dije que era una estafa que acabaría en cero…”.

Y lo único que pasa en realidad es que el ciclo se vuelve a repetir.

Quizá en un mundo más tangible, este comportamiento sería comparable a ir a un agricultor al finalizar la temporada de recolecta de trigo, por ejemplo, a decirle:

“no hay más trigo, te lo dije, la agricultura y el mundo del trigo es una estafa, estaba condenado al fracaso…”

El agricultor te miraría asombrado, pero sin embargo él sabe lo que tiene que hacer en ese momento: continuar con su cosecha y plantar de nuevo para el año que viene. Es aquí donde estamos en el mundo cripto: en época de plantar.

Tras este largo periodo de FOMO y subida de precios, la realidad es que era muy complicado para muchos proyectos y exchanges centrarse en el desarrollo de los proyectos. Cuando más del 90% de los inversores en criptodivisas son nuevos y la mayor parte de ellos no ha salido de un exchange, pocas cosas nuevas se pueden desarrollar.

El ejemplo lo tenemos con Kraken, donde prácticamente era imposible conectarse con las subidas y los cientos de miles de nuevos usuarios. Sin embargo, ahora con la bajada de la marea, el funcionamiento de muchos exchanges ha mejorado notoriamente, y muchos de ellos tienen tiempo y tranquilidad para implementar nuevos proyectos y otros muchos que tenían en espera, como por ejemplo la implementación de Segwit en febrero de Coinbase, ¡por fin!

Aunque visto con perspectiva, Coinbase hasta enero, con más de 150 mil usuarios nuevos por semana, lo más normal es que no tuviera tiempo más que para soporte de sus clientes. Muchos pensaban:

“estará Coinbase en contra de Segwit y facilitando la adopción de Bitcoin Cash…”.

Y no era así, simplemente no tenían tiempo de dedicarse a continuar con sus desarrollos.

Todo el mundo estaba desbordado, ya que no había tiempo de pensar en nada más que en recolectar la cosecha. Cuando la cosecha está lista para su recogida, hay que dedicarse al 100% a ello para que no se estropee.

La época de cosecha ya pasó, y ahora estamos en periodo de siembra. Ahora es cuando se pueden continuar los mejores desarrollos y proyectos en esta tecnología, y donde nuevos grupos surgirán alrededor del ecosistema cripto. No nos confundamos, está claro que el 99% de la actividad económica alrededor de este ecosistema hasta ahora ha sido pura especulación, y la mayor parte de inversores vienen con una sola intención: hacer dinero.

Así, a la mayor parte de los agentes que han llegado a este mercado en los últimos meses no han venido por una tecnología que conseguirá aumentar el acceso financiero a gran parte de la población mundial, por una tecnología que conseguirá liberar el mundo de la opresión por parte de los bancos centrales, por una vuelta al patrón oro, o por cualquier otro principio por el que podrías estar sumergido en este ecosistema.

A estas personas no les interesa la descentralización, la excesiva concentración de poder, la evolución de los sistemas informáticos o la creación de nuevos mercados globales, abiertos y con una interacción directa entre personas, sin apenas intermediarios. Lo único que les interesa es cuándo el precio llegará a la luna, y mientras que no lo haga no les importará un carajo todo esto.

De hecho, la mayor parte de ellos no han salido nunca de un exchange, y por tanto nunca han hecho una transacción real de criptodivisas. Su única experiencia con el mundo de los activos digitales es una transferencia bancaria para alimentar su cuenta en una casa de cambio, donde eventualmente hay un numerito de una cantidad en BTC que han comprado pero que realmente no tienen, ya que es esa casa de cambio el último tenedor.

Los que llevamos un tiempo en este mundo ya aprendimos la principal regla hace tiempo: ”si no tienes tus claves, no tienes tus cripto”. Con esto tampoco nos volvamos locos. Nosotros también utilizamos casas de cambio, pero lo que nunca haríamos es tener más del 20% de nuestra cartera en una única casa de cambio. Y por ello en Consultora Bitcoin disponemos de todos los tutoriales necesarios para aprender a utilizar las distintas wallets y comprender cómo se hacen transacciones entre las criptodivisas más relevantes.

Volviendo al 95% de los nuevos usuarios que nunca han salido de un exchange, todavía tienen todo por aprender. Ya que ahora mismo no saben nada de cripto, lo único que saben es que finalmente no se pudieron comprar el lambo. Todavía están intentando averiguar cómo decirle a su pareja que están perdiendo un 60% en una inversión que supuestamente no tendrían que haber hecho, porque era una burbuja, estafa, etc….

Ahora es el momento de educar a toda esa gente, de apoyarles y enseñarles qué es lo que son realmente las criptomonedas, que hay algo más allá de ese gráfico de velas con el que nos quedábamos atontados durante el final de 2017. Esas personas vinieron por el precio, pero ahora es cuando hay que intentar que se queden por los principios: que aprendan cuáles son las bondades de esta tecnología y por qué es superior al dinero que hemos conocido durante todas nuestras vidas.

Ahora es cuando más que nunca hay que transmitir esta tecnología de forma honesta, con pasión y entusiasmo, como conocedores de la misma y sabedores de que realmente supone un cambio de paradigma sin ecuánime. Es tiempo de contar esto cara a cara con amigos, vecinos, compañeros. De tener un wallet de Bitcoin o Ethereum preparado para enviar unos dólares y probar cómo funcionan las transacciones reales entre criptomonedas.

Ahora es el momento de los meetups locales, de los emprendedores enseñando y de Consultora Bitcoin educando a los que en unos años serán vistos como los primeros en adoptar una tecnología que para entonces estará por todas partes

Ahora es el momento de explicar por qué realmente entramos en este mundo loco del dinero digital, y cuáles son los principios que nos motivaron a hacerlo cuando todo el mundo se reía y pensaba que era una estafa piramidal.

Y sobre todo, ahora es el momento de quitarles de la cabeza todos esos prejuicios que tienen en mente acerca de este ecosistema, eliminarles el FUD, el FOMO, todos esos “pumps and dumps” y ayudarles a focalizarles en la educación sobre la tecnología y los distintos proyectos existentes, que es realmente lo que importa.

Es en ese momento cuando, por ejemplo, el desarrollador que perdía el tiempo mirando el gráfico durante horas en su pantalla, por fin podrá ponerse a programar esa mejora de la interfaz gráfica de uno de los wallet de bitcoin cuya apariencia era pésima y poco “user friendly”.

En definitiva, estamos en el momento en el que silenciosamente se están creando más startups que nunca en el ecosistema, se crean nuevos proyectos y protocolos y con ellos, están apareciendo cientos de fondos dedicados a la inversión en criptomonedas. Sin duda todo esto está sembrando las semillas necesarias para que esta nueva clase de activo continúe con su crecimiento.

Estas semillas son la base para la adopción masiva que tarde o temprano llegará. De momento estamos tan sólo en los inicios, queda mucho por hacer. Tenemos que conseguir que esta tecnología sea cada vez más intuitiva y segura a la vez, que llegue un momento en el que hacer una transacción con criptomonedas sea infinitamente más sencillo que el pago con una tarjeta de crédito. Y creedme que ese momento llegará, ya que estamos ante una tecnología superior, la pregunta es cuándo.

Lo más divertido de esto, es que cada uno de esos problemas que superar: seguridad, facilidad de uso, etc… es un potencial nicho de mercado que en un futuro se medirá en billones de dólares. Aun así corremos el riesgo de caer en el extremo pesimismo y pensar que el ecosistema cripto ha acabado, en lugar de focalizarnos en pensar cuáles son los problemas reales y quiénes o qué protocolos realmente tienen el potencial de solucionarlos.

Casi todos piensan que las criptomonedas murieron en enero de este año. Intenta cambiar este pensamiento en tu entorno, ya que la próxima ola que vendrá en el ecosistema será brutal: con muchas y mejores aplicaciones, y gente más preparada y educada para ello.

La pregunta es, ¿y tú?, ¿estás sembrando?

Un saludo,

Román.

 

Seguimiento de Criptodivisas

 

  • Bitcoin (BTC): Sigue siendo el proyecto más fuerte con más desarrolladores, pero debe superar sus problemas de escalabilidad. Creemos que LN y Segwit tienen potencial para que Bitcoin pueda escalar. Junto con su uso masivo y su función como puerta de entrada desde FIAT, hacen que la sigamos considerando como el protocolo líder. Criptodivisa con riesgo medio. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 60%.
  • Ethereum (ETH): criptodivisa clave como plataforma base para la generación de contratos inteligentes. Criptodivisa con riesgo medio. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 40%.
  • EOS: plataforma de contratos inteligentes utilizando el algoritmo DPOS (delegated proof of stake). Este algoritmo consigue un buen rendimiento en términos de velocidad y escalabilidad, aunque perdiendo cierta descentralización. Este mes ha comenzado a funcionar la mainnet de EOS, y encontramos decenas de proyectos preparados para salir sobre esta blockchain. Criptodivisa con riesgo alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 20%.
  • Monero (XMR): de todas las alternativas a Bitcoin, este es uno de los protocolos que más nos gustan, ya que ofrece una solución impecable al problema de privacidad en las transacciones. Criptodivisa con riesgo alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 10%.
  • Dash (DASH): otra alternativa a Bitcoin, que ofrece soluciones eficientes en cuanto al problema de confirmaciones instantáneas. Criptodivisa con riesgo alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 10%.
  • STEEM POWER (SP): sigue siendo nuestra apuesta en el nicho de la generación de contenido descentralizado. Criptodivisa con riesgo alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 10%.
  • Basic Attention Token (BAT): criptodivisa que propone una solución eficiente al mercado de publicidad online. Se puede comprar a través de la casa de cambio Binance, utilizando bitcoin (BTC). Criptodivisa con riesgo MUY alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 5%.
  • Civic (CVC): su uso masivo supondría una mejora notable de los procesos de KYC – “Know Your Customer” y todo tipo de mercado relacionado con la identificación de personas. Se puede comprar a través de la casa de cambio Binance, utilizando bitcoin (BTC). Criptodivisa con riesgo MUY alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 5%.
  • GAS: alternativa asiática a Ethereum. Cada vez surgen más ICOs sobre NEO y consideramos GAS como la criptodivisa para apostar por esta plataforma en el largo plazo. Criptodivisa con riesgo MUY alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 5%.
  • Zcash (ZEC): propone una mejora a Monero con respecto al problema de la privacidad y fungibilidad en criptodivisas como bitcoin. Se puede comprar a través de la casa de cambio Binance, utilizando bitcoin (BTC). Criptodivisa con riesgo MUY alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 5%.
  • Zcoin (XZC): propone una mejora a Monero con respecto al problema de la privacidad y fungibilidad en criptodivisas como bitcoin. Se puede comprar a través de la casa de cambio Bittrex, utilizando bitcoin (BTC). Criptodivisa con riesgo MUY alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 5%.
  • 0x protocol (ZRX): protocolo que propone una solución eficiente para escalar los intercambios descentralizados sobre Ethereum. Se puede comprar a través de la casa de cambio Binance, utilizando bitcoin (BTC). Criptodivisa con riesgo MUY alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 5%.
  • Aion (AION): protocolo que propone una solución para la interoperabilidad entre distintas blockchains. Se puede comprar a través de la casa de cambio Binance, utilizando bitcoin (BTC) o ether (ETH). Criptodivisa con riesgo MUY alto. En un portfolio de criptodivisas, no superamos el 5%.

 

Preguntas y respuestas

Este mes no hay preguntas.

En nuestra sección de Tutoriales encontraréis cuales son las formas más seguras de comprar y almacenar estas criptodivisas. En cuanto al formato de la organización de la página y nuestros informes, si echáis algo en falta en los tutoriales o tenéis cualquier duda o aclaración, no olvidéis por favor en comunicárnoslo en nuestro email: soporte@consultorabitcoin.com

Para nosotros es importante vuestra opinión, para ir adaptando rápidamente la página y así mostraros los contenidos y los manuales que os resulten más útiles. Hemos comenzado un nuevo apartado de preguntas y respuestas donde contestar vuestras preguntas de forma centralizada, ya que pueden resultar útiles a otros usuarios. Por favor, al realizar la pregunta decidnos explícitamente si no queréis que publiquemos vuestro nombre.

Gracias,

El equipo de Consultora Bitcoin.