La volatilidad puede ser tu amiga

Estimado lector:

En primer lugar, quiero recordarte que no somos tu asesor financiero y esto no supone ningún tipo de recomendación de compra o venta. Tan solo somos un grupo de amigos (ahora socios) que ofrecen formación en este nuevo ecosistema del dinero digital.

Antes de nada, quiero copiar un párrafo que incluíamos en nuestro informe mensual de Diciembre 2017:

“Creemos que a veces es bueno parar a pensar y mirar la foto global de cada cartera, y no olvidarse que las correcciones del 30% son lo más común dentro de uno de los activos más volátiles del planeta. ¿Cuándo llegará esa corrección? Ni lo sabemos ni acertaremos, lo cual no quita que retirar ciertas fichas del tablero de juego sea la medida más racional.”

Finalmente esas correcciones han llegado, durante las últimas 24 horas algunos de los proyectos más sólidos han llegado a caer más de un 30%. Si llevas siguiendo nuestros informes durante un tiempo, sabrás que este tipo de caídas son de lo más normal en el activo más volátil sobre la faz de la tierra.

 

 

Parece que el mundo se viene abajo en las criptodivisas y no hay apenas noticias positivas al respecto. China vuelve a intentar prohibir bitcoin, y es curioso, porque llevan haciéndolo desde 2013. En su día ya prohibieron el intercambio de criptodivisas vía exchanges, pero finalmente ese volumen de intercambio se ha movido a otras áreas geográficas. El volumen de intercambio P2P de criptodivisas en China es ridículamente inferior al volumen que teníamos en su día en las casas de cambio.

El miedo de una intervención de gobiernos es muy fuerte y entendible. Lo que quizá es más difícil de comprender es que determinadas redes descentralizadas son muy difíciles de prohibir. En mi opinión, la sentencia “los gobiernos van a prohibir las criptodivisas” tiene el mismo sentido que la frase “los gobiernos van a prohibir Internet”.

 

 

A diferencia de otras tecnologías, en el mundo de redes descentralizadas como Ethereum o Bitcoin, no hay un edificio central o una institución que las gobierne, o lo que es lo mismo, no hay una geolocalización que pueda destruir con un misil, o intervenirla para pararla o juzgarla.

Además, prohibiendo el intercambio de criptodivisas, lo único que consigues es que este tipo de intercambios se vayan a países que han dicho sí a esta tecnología, ya que consideran que es algo que ha nacido para quedarse. El gran ejemplo sería Japón, el cual podría convertirse en el centro internacional del ecosistema de los activos digitales. En este país, los reguladores han dicho sí a las criptodivisas, y están creando un entorno regulatorio amigable, el cual está atrayendo una enorme cantidad de capital y talento.

La segunda área geográfica con cierta agitación al respecto es Corea del Sur. Tras el fallido intento de prohibir el intercambio de criptodivisas dentro del país, sí que está saliendo adelante una regulación que impida mantener cuentas en casas de cambio sin pasar por ciertos procesos de AML y KYC.

Luego está la idea de que podamos tener un ataque coordinado por parte de gobiernos para regular y/o prohibir el intercambio de criptomonedas. Sinceramente, creo que esta opción es bastante complicada, cuando tan siquiera son capaces de ponerse de acuerdo para asuntos mucho más sencillos. Alinear a geografías como USA, China, Irán, Europa y Rusia en una misma dirección para tomar las mismas medidas regulatorias con respecto a criptodivisas, me parece una tarea más que ardua: imposible.

Pero una vez más, una reversión a la media tiene que ser canalizada por la prensa con este tipo de noticias, porque tenemos la necesidad humana de explicar tanto las subidas como las bajadas de los activos financieros. ¿Mi opinión? Respira hondo, y mira el mercado de las criptomonedas con perspectiva, y entonces te darás cuenta de que todavía estamos en los inicios del desarrollo de una tecnología que sin duda cambiará la humanidad tal y como la conocemos.

El mercado de las criptodivisas todavía está por debajo del trillón de dólares: 500 mil millones de dólares aproximadamente. Esto puede parecer una cantidad enorme de dinero, pero en relativo a otros tipos de activo, es una representación insignificante.

Sabemos que la volatilidad es la principal responsable de ese sentimiento emocional con respecto a los activos, sobre todo con los activos más volátiles del planeta. Aun así, creemos que esta volatilidad puede ser tu amiga para encontrar proyectos que realmente tengan valor en el largo plazo y poder así adquirirlos a un precio de descuento.

La paciencia paga. Y el mercado siempre da una segunda oportunidad.

2 comentarios
  1. RAMON GONZALEZ
    RAMON GONZALEZ Dice:

    Muy interesante. Muchas gracias por tan valiosa información. Lo tendré muy en cuenta.

  2. Consultora Bitcoin
    Consultora Bitcoin Dice:

    Nos alegra mucho que te haya gustado, muchas gracias por tus palabras Ramón.
    Un saludo Román.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *