¿Qué es la tecnología blockchain y cómo funciona?

¿Qué es Blockchain?

Blockchain es la cadena de bloques sobre la que se almacenan todas las transacciones de una criptodivisa, como puede ser Bitcoin o Ethereum. Permite la transferencia de datos codificados de forma completamente segura, y además, estas transferencias jamás podrán ser eliminadas de la red Blockchain. Para que nos hagamos a una idea, si se quisiera destruir la red Blockchain habría que eliminar Internet, algo imposible.

 

¿Cómo funciona la cadena de bloques?

Cada uno de los bloques de datos que han sido publicados en la red Blockchain son almacenados de forma creciente en el tiempo y son inmodificables, por este motivo, es imposible eliminar un bloque ya publicado en la red, ya que si se eliminara la red Blockchain se rompería, y como ya hemos comentado, es imposible. Para poder realizar este proceso se tienen que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Almacenamiento de los datos:

    Se realiza en una base de datos distribuida en una red de nodos que están ejecutando el software necesario para el almacenamiento de los bloques de transacciones de Blockchain.

  • Transmisión de los datos:

    Se hace mediante P2P (peer-to- peer), es decir, todos los ordenadores conectados a la red Blockchain ejercen de cliente y servidor respecto a los demás ordenadores. Para que no haya transmisión de datos, Internet tendría que ser destruido.

  • Confirmación de los datos:

    Aquí entra en juego la minería con el que mediante la resolución de algoritmos complejos se validan la nueva entrada de bloques a la red Blockchain.

 

Principales características del Blockchain

La característica más importante de la red Blockchain es el uso de los contratos inteligentes (Smart Contracts), implementados por Ethereum por ejemplo, que permiten hacer transacciones firmadas por cada una de las partes sin tener que ser identificados ni revelar información relevante. Estas transacciones no necesitan intermediarios ni pagos a distribuidores que es lo que conocemos actualmente y que esta red elimina por completo.

La seguridad es la base de toda transacción en Blockchain. Los datos de una transacción son inviolables y de niguna de las formas se podrán modificar.

La privacidad de la red Blockchain es otra de sus grandes bazas. Actualmente las redes conocidas son públicas pero se empiezan a desarrollar aplicaciones que se ejecutan en Blockchain privadas, lo cual tiene muchísimo sentido si hablamos de datos sensibles como pueden ser datos fiscales o sanitarios.

En cuanto a la confianza, Blockchain se basa en la total descentralización. El que no exista un servidor o computador principal en el que se almacene toda la información hace que el usuario final tenga claro que nunca podrá usurparse la red ni caer en el control de gobiernos u órganos centrales.

El tiempo y el ahorro económico que se gana haciendo uso de Blockchain es incalculable respecto al control de las transacciones y su grabación correspondiente. Además, es imposible que la red se equivoque o sea manipulada por lo que se elimina completamente la posibilidad de guardar registros erróneos, la inviolabilidad de los datos.

Principales usos y beneficios

Actualmente el uso fundamental que se da a Blockchain es el de las criptomonedas y pagos virtuales, instantáneos y muy baratos, pero en la red Blockchain también se están desarrollando aplicaciones de firma electrónica, sociales, matemáticas, computacionales… se puede crear casi cualquier aplicación que imaginemos alrededor de la cadena de bloques de Blockchain.

En cuanto a las transacciones financieras, casi todos los grandes bancos a nivel mundial están investigando la red Blockchain para mejorar la red actual. Parece una broma, con los avances tecnológicos que vivimos que una transferencia bancaria tarde un día completo entre bancos de la Unión Europea y varios días si el dinero tiene que viajar a un país de fuera de ella. Con Blockchain, esa barrera no existe y es la gran baza por la que apuestan los bancos aunque son muy reticentes con el uso del dinero virtual que está teniendo cada vez más aceptación.

Otro problema que los bancos eliminarían sería el fraude. Siempre está la posibilidad de hackeo de una cuenta bancaria o de que se introduzca software malicioso en los servidores de un banco. Blockchain mediante la descentralización evita el problema del hackeo.

Tenemos el ejemplo perfecto de cómo implementar una divisa real en la red Blockchain, Singapur, a través de su Banco Central, decidió “tokenizar” su divisa. En este proyecto han colaborado HSBC, Bank of America y JPMorgan entre los muchos actores de este proyecto y la primera fase del proyecto ha finalizado de forma satisfactoria.

(Fuente: http://www.coindesk.com/singapore-central- bank-digital- currency-trial )

CONCLUSIÓN

El futuro que depara a la red Blockchain es muy prometedor, miles de empresas están investigando esta tecnología para realizar aplicaciones que sirvan para resolver problemas del mundo real.

Al igual que nació Internet, más tarde pasamos de las páginas estáticas a los chat y foros para interactuar con otros usuarios de la red, llegó el comercio electrónico y después las redes sociales para que cualquier usuario comparta contenido en la red, hace unos pocos años aterrizó Blockchain, para cambiar todo lo conocido actualmente en Internet, y no dudemos de que ha llegado para quedarse. Esto acaba de empezar, disfruten del viaje.